Fitoteràpia

Fitoterapia: cómo recolectar, secar, almacenar y usar plantas medicinales.

Publicado en Blog, Consumo Ecológico, Plantas medicinales | 6 Comentarios »

fitoterapia

La fitoterapia (del griego fyton=planta, vegetal y therapeia=terapia), es la ciencia que usa los extractos que contienen los principios activos contenidos en los distintos tejidos vegetales, o sus derivados. Para combatir patologías crónicas o agudas, para prevenirlas o bien para conservar un buen estado de salud. Se encuentra entre las terapias más sencillas y más antiguas.

La medicina moderna utiliza el conocimiento de las prácticas herbales primitivas: gran parte de los fármacos actuales contienen extractos sintéticos y esencias de hierbas y plantas. Los principios activos de muchas plantas son utilizados como ingredientes básicos en la formulación de fármacos químicos.

Los principios activos son sustancias que se encuentran en las distintas partes u órganos de las plantas y que alteran o modifican el funcionamiento de órganos y sistemas del cuerpo humano y animal. La investigación científica  ha permitido descubrir una variada gama de principios activos, de los cuales los más importantes desde el punto de vista de la salud, son los aceites esenciales, los alcaloides, los glucósidos o heterósidos, los mucílagos y gomas, y los taninos. Existen en las plantas otros principios activos relevantes denominados nutrientes esenciales, como las vitaminas, minerales, aminoácidos, carbohidratos y fibras, azúcares diversos, ácidos orgánicos, lípidos y los antibióticos.

El conocimiento de las propiedades terapéuticas de las plantas actualmente son resultado de importantes investigaciones clínicas y ponen de manifiesto numerosos efectos benéficos, muchos de ellos ya conocidos por culturas milenarias.

La fitoterapia utiliza los principios contenidos en las distintas partes de la planta con acción beneficiosa para una dolencia determinada para la preparación de extractos. Se incluyen como material o “droga vegetal” a plantas terrestres y también a las algas.

Historia de la Fitoterapia

Prácticamente todas las culturas tienen tradición en utilizar las plantas para elaborar remedios, utilizando las flores y vegetación de su entorno. Los herboristas en el pasado eran tratantes y recolectores de hierbas; conocidos comoterapeutas florales o fitoterapeutas. Gran parte de la medicina moderna se respalda en las prácticas primitivas a base de plantas y hierbas.

La medicina herbal está ligada a la historia de la humanidad, hemos aprendido empíricamente a base de pruebas ensayo-error y  con la observación de los animales. Todas las culturas han venido utilizando el poder de la plantas como remedio a sus enfermedades comunes.

Ya en el 3.000 a.c., los egipcios recopilaron el primer listado de plantas medicinales y sus propiedades. Más tarde, los griegos, que consideraban el poder curativo de las plantas un regalo de los dioses, adaptaron el legado de los egipcios. Los romanos, caracterizados por sus intercambios intercontinentales, trajeron hierbas de Europa del Norte y así el herbalismo empezó a fraguarse con aportaciones e influencias entre culturas.

En la Edad Media, el saber popular de las plantas medicinales giraba alrededor de mitos y supersticiones, pero bajo estos subyacía un conocimiento cada vez más profundo del funcionamiento del cuerpo humano, sus órganos y de la acción de las hierbas sobre el mismo.

El conocimiento de las plantas medicinales aumentó con la aparición de la imprenta, y fue posible una gran difusión de lo que se sabía hasta ese momento. Floreció el herbalismo, en ese momento coexistiendo desde ese momento y durante siglos con la medicina ortodoxa.

Los primeros estudios farmacológicos hicieron mucho daño al herbolismo y a la labor que los herboristas habían realizado hasta el momento, fomentaban la creencia de que los productos sintetizados eran más efectivos que las propias plantas. Argumentaban que las plantas poseían un alto potencial tóxico al que había que temer.

Actualmente, la creciente preocupación acerca de los efectos secundarios de los medicamentos, junto con una voluntad determinante de volver a nuestros orígenes y a lo que es natural, ha significado una vuelta a la fitoterapia como medicina natural.

A medida que se avanza en la investigación sobre los principios activos de las plantas, se está reconociendo el valor de gran número de antiguos tratamientos que están volviendo a ser utilizados por su eficacia e inocuidad.

Recolección, secado y almacenaje de las plantas medicinales

Recolección

La recolección óptima es la que se realiza en el momento en que la planta tiene el máximo contenido en principios activos. La determinación de éste no es sencilla, pero como recomendaciones generales hay que considerar lo siguiente para cada uno de los órganos de la planta:

  • hojas: recolección en el momento vegetativo anterior a la floración de la planta.
  • flores: en la época de floración. Hay variaciones a considerar para cada una de las especies.
  • frutos:
    • carnosos: momento de madurez o un poco antes en los casos en los que la pulpa se altera con facilidad.
    • secos: cuando inicia el periodo de madurez del mismo.
  • raíces, rizomas, tubérculos y bulbos: en otoño o a principios de invierno.

En las especies bianuales, recolectarlos el primer año del cultivo. En las perennes, el segundo o tercer año, posteriormente se endurecen demasiado y son más propensas a enfermedades.

El contenido de principios activos tiene oscilaciones al largo del día. El momento óptimo será por la mañana, procurando que la planta no esté mojada por el rocío o la lluvia, pues en los momentos de máxima insolación la esencia de la planta sufre una evaporación intensa.

No se aconseja recolectar con  lluvia, humedad o niebla, condiciones que dificultan la conservación.

Las plantas recolectadas deben estar lo más limpias de tierra y malas hierbas posible, para no disminuir su valor y librarlas de impurezas. Al recolectarlas no hay que amontonarlas, las plantas cuando están frescas pueden estropearse debido a la gran cantidad de agua que contienen.

Secado

El objetivo es el de extraer el contenido acuoso del material vegetal para poder conservar la planta en estado optimo. Este debe empezar a continuación  de la recolección.

Existe el secado natural, propio de países cálidos, y el secado inducido artificialmente, donde se controla el proceso.

El sol no funciona como método de secado, debido a que su acción es demasiado rápida e intensa y puede modificar las características organolépticas de la droga o material vegetal.

Almacenaje

El almacenaje requiere un sitio seco, bien ventilado y sin luz directa. Idealmente conservaremos las plantas el máximo de un año, el tiempo entre una recolección y la siguiente.

Siempre es preferible el uso de tarros herméticos al uso de latas, sobres de papel (donde penetra la humedad), o bolsas de plástico (donde se condensa humedad del aire y acaba por estropear las plantas).

Preparación y utilización de las hierbas

Los remedios naturales con las plantas, gran parte de ellos, pueden prepararse en casa. Lo que no exime de la responsabilidad: el diagnóstico y prescripción debería realizarlo un herborista cualificado o un médico.

Las hierbas son naturales, lo que no quiere decir exentas de gran potencial activo. Son poderosos instrumentos de curacióny su exceso o mal uso puede resultar tóxico.

Para extraer el máximo beneficio, es importante prepararlas correctamente. A continuación se enumeran los métodos más utilizados:

  • Infusión: con las flores, hojas y tallos, preferentemente tiernos, que liberan fácilmente los principios activos al agua hirviendo. Esta la añadimos y dejamos la mezcla en contacto durante 5-10 minutos, antes de filtrarla. Las mezclas acuosas no se conservan más que unas horas, pasadas las cuales deberá desecharse.
  • Decocción: con los tallos leñosos, las raíces, las semillas y las cortezas. Se aconseja machacar la parte de la planta en cuestión para facilitar la salida de los principios activos. Cubrir el material vegetal con agua y llevar a ebullición, tapar o cocer a fuego lento durante un tiempo que variará según la dureza del material, de 5 a 15 minutos habitualmente. Filtrar y beber mientras aún está caliente. Al igual que las infusiones, deberá desecharse pasadas unas horas.
  • Tinturas o extractos alcohólicos: son mezclas muy concentradas que obtenemos de poner en contacto las hierbas picadas con alcohol, generalmente vodka, en un recipiente con tapa y cubrirlas. La proporción de hierba y líquido en volumen es de 1:5. Dejar reposar durante dos semanas, sacudiendo el recipiente dos veces al día. Pasado este tiempo, se escurrirá la planta, guardando la tintura en un bote topacio bien cerrado y protegido.
  • Compresa: preparación para uso tópico que permite a la piel dañada o inflamada absorber los principios activos presentes en una infusión o decocción realizada previamente donde mojamos un trapo de algodón o lino bien limpio. Seguidamente ponerlo en contacto con la piel a tratar.
  • Cataplasma: preparado  de uso externo parecido a la compresa, con plantas que tratadas adquieren una consistencia blanda. En este caso se cubren las hierbas o parte de la planta preparados en una pasta homogénea con un trapo y se aplica sobre la piel a tratar. Es importante mantener el calor.

Tratamientos con Fitoterapia

Las afecciones en las que frecuentemente se utiliza el poder de las plantas para tratarlas son:

  • alergias
  • ansiedad
  • artritis
  • cefaleas
  • infecciones renales y urinarias
  • insomnio
  • hiper o hipotensión arterial
  • problemas cutáneos
  • problemas digestivos
  • trastornos menstruales
  • etc.

Precauciones y contraindicaciones de la Fitoterapia

La medicina herbal tiene un grado de seguridad mucho mayor que los fármacos en la mayoría de las personas, sea cual sea su condición y dolencia; incluyendo niños, embarazadas y personas mayores. Sin embargo, las plantas medicinales son poderosos instrumentos de curación y algunas de ellas son tóxicas si se consumen en altas dosis. Es necesario tener la prescripción médica o de un herborista, especialmente si se deben administrar a personas sensibles.

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

S'està connectant a %s

%d bloggers like this: