Medicina Psicobiológica

Medicina Psicobiológica

Hay diferentes enfoques para afrontar el cáncer. La medicina convencional  tiene pruebas morfológicas,  analíticas y tratamientos activos agresivos, la medicina natural usa tratamientos biológicos para restituir el terreno y la medicina psicosomática permite al paciente entender el proceso para tomar medidas personales. Esta es la tercera herramienta para integrar a todos los conocimientos en beneficio del paciente y conseguir una  “Oncología Integrativa”.

La psicosomática está perfectamente entendida por la NMG (Germánica Nueva Medicina). No se trata de conflictos psicológicos, sino de programas innatos de instinto que saltan inconscientemente que se pueden entender racionalmente y que si no se solucionan causan enfermedad. Su descodificación sólo se da si llegamos a una identificación emocional verdadera por parte del paciente de que ese ha sido el problema que tanto le afectó.

Los eventos que nos suceden, si superan la capacidad de afrontamiento en determinado momento, pueden generar enfermedad y cada persona según su conformación psicobiológica es propensa a ser afectada por unos hechos u otros muy diferentes. Una madre diestra por temas familiares, un varón diestro por temas de poder social, un varón sensible por temas llamados de identidad y una mujer autosuficiente por temas de competitiividad , por poner solo unos pocos ejemplos Necesitamos conocer por qué ha influído nuestra experiencia vital o determinado evento muy concreto en la somatización que hemos hecho para empezar a superarlo.

A veces la sensación de incapacidad no ha sido reconocida porque el problema no ha sido real sino virtual: nuestro cerebro ha creído que estábamos en una situación de supervivencia sin ser cierto y sin verlo nosotros racionalmente, esto es un mecanismo biológico que se da pero que ya no nos sirve y hay que identificarlo para deternerlo.

Se trata de identificar el momento o las circunstancias que activaron ese programa para desactivarlo. Los conflictos no son psicológicos, son mecanismos de supervivencia inconscientes  (instinto) que saltan solos. Cuando desencadenaron el programa fue mediante una emoción inesperada: el paciente lo vivió en un momento de debilidad y luego no lo compartió eficientemente, no se desahogó realmente, por lo que le sigue afectando. La persona puede haber tenido una salud emocional perfecta hasta el momento concreto cuando se desencadenó la enfermedad.

Guiado en el tipo de situación que es, el mismo paciente la recordará y en el caso que pueda afrontar la emoción, la  sentirá como desencadenante de su enfermedad lo cual puede ser suficiente para desbloquearse.  Si no es el momento esto simplemente no pasará, pero tenemos datos clínicos o evolutivos para conocer en cada momento la situación en que se encuentra el paciente (riesgo: conflcito activo, riesgo menor pero existente: primera fase tras la resolución o sólo riesgo de repetir por miedo: convalecencia) y el paciente debe estar bien informado de cual es su situación si aun él/ella no ha apredido a identificarla por si mismo, así como de las actitudes a tomar.

Hay casos en que el proceso ha sido progresivo y viene de antiguo, aunque el desencadenante sí saltó en un momento concreto que se debe también identificar y tratar cediendo con ello  la urgencia. En estos casos se necesitará una psicoterapia por un especialista pero no como tratamiento de la enfermedad sino para no volver a repetirla en un futuro.

Finalmente en muchas ocasiones el programa estaba resuelto con buen pronóstico ya sin necesidad de terapia, pero fue  la mala noticia de la enfermedad (en especial si fue dada inesperadamente, si se estaba solo, si se transmitió bruscamente, etc) o si lo anterior no causó conflicto puede ser el miedo que nos causa ahora la enfermedad misma, lo único que hay que superar porque el paciente estaría sano de no ser por eso. Esto pasa en lo que llamamos falsos tumores: aquellos que aparecen una vez resuelto el conflicto (cuello de útero, bronquio, vias biliares, carcinomas epidermoides …). En estos casos sólo hay que diagnosticar si el paciente no produce repeticiones del conflicto, e informarle para que ello no ocurra y aconsejarle hasta que pase la fase de curación física, descrita como “crisis”:  momento desde el cual el riesgo “físico” desaparece del todo siempre que no se esté en pánico y se entienda todo bien.

Existen signos físicos que nos ayudan a identificar si hemos resuelto o no. El proceso de curación después de esta resolución  hay que atenderlo también física y energéticamente, pues hay un tiempo de labilidad física del paciente.  Descanso, apoyo social para no repetir el mismo problema y tratamiento médico cuando sea necesario pueden ser imprescindibles durante un tiempo aunque se haya resuelto ya psicobiológicamente. Una vez pasado esto el proceso será más facil, es el periodo de convalecencia.

La dificultad en resolver todo radica en lo complejo del caso: no es lo mismo un paciente recién diagnosticado y que reconoce su responsabilidad en el proceso, que un paciente que lleva tiempo, ha generado varios conflictos, tiene mucho miedo porque va teniendo más síntomas y se encuentra muy debilitado por los procesos tanto emocionales como por los efectos secundarios y además no “cree” en nada de lo que le estamos diciendo.

Esta terapia no sirve para tratar a personas que sólo buscan un remedio externo (remedios o sanadores), para ello le sujerimos que se vaya a un terapeuta de los que creen poder curar el cáncer sin que el paciente tome parte en el asunto y se pongan en sus manos.

Hay conflictos muy instintivos e irracionales que precisan soluciones reales (vivenciales o resolución de problemas concretos) pues el paciente psicológicamente le será mucho mas dificil afrontarlos a no ser que haga un trabajo más profundo.

Nunca hay dos paciente iguales.

Si seguimos haciendo lo que siempre hemos hecho, continuaremos obteniendo los mismos resultados que hasta ahora. Para obtener resultados diferentes hay que hacer cosas diferentes.

Albert Einstein 

Anuncis

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out / Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out / Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out / Canvia )

Google+ photo

Esteu comentant fent servir el compte Google+. Log Out / Canvia )

Connecting to %s