Cuando alguien amado muere, pasa de vivir entre nosotros a vivir en nosotros

corazon-roto

Los que han tenido que afrontar la muerte de un ser querido, podrán entender la sensación de vacío, las fuerzas mermadas y el dolor que la ausencia física de alguien trae consigo.

El no poder sentir más nunca su presencia, sus abrazos, no poder ver su sonrisa, no poder escuchar su voz, nos llena muchas veces de impotencia ante lo que definitivamente no podemos cambiar. La muerte es lo único seguro, pero para lo que muy pocos tienen una adecuada bienvenida.

continua llegint aquí

 

Anuncis

¡Háblame, que el susurro de tu voz me sirve!

El lenguaje

El lenguaje permite la comunicación y la reflexión, y por ello nos ayuda a ser  humanos. El lenguaje (verbal y no verbal) nos puede traer calma y dolor, puede consolar y puede herir.

¿Hay mayor consuelo que el que produce la nana cantada o susurrada al bebé desconsolado? ¿Mayor alivio que la sonrisa amable y una actitud de acogida en la atención a un paciente sin papeles?

¿Hay mayor herida que la que produce la mirada reprobatoria de quien desearíamos aprobación? ¿Mayor daño que el cuchicheo audible que nos tilda de “idiota sin remedio”?

continuà llegint aquí

“Morir es un proceso interesante, no duele y termina bien”

Enric Benito.

Enric Benito, doctor en Medicina con larga experiencia clínica en Oncología y Cuidados Paliativos, pertenece al Grupo de Espiritualidad de la Sociedad Española de Cuidados Paliativos. 550 personas acudieron a su charla en el Foro Gogoa

PAMPLONA– Enric Benito repite a menudo que “morirse es normal, y que siempre acaba bien”. Lo primero es claro: Borges escribió que “morirse es una costumbre que tiene la gente, como la siesta”. Pero, ¿cómo es eso de que siempre acaba bien?

Continuar llegint aquí 

Com afrontar la pèrdua de les persones estimades?

La desaparició d’una persona estimada produeix un sentiment de pena. Encara que hi ha nombroses eines per alleugerir-lo, el procés de dol passa per quatre fases: shock i negació, ràbia i culpa, desolació i tristesa, acceptació i adaptació. El benestar emocional també depèn de la capacitat de fer un dol i adaptar-se a nous contextos.

Foto:

Continuar llegint  aquí